top of page

El estímulo que permite a la a la langosta crecer es sentirse incómoda

Una crisis es un momento de peligro, pero al mismo tiempo es el nuevo camino u oportunidad para tomar una nueva vía, que sin haber pasado por ese momento jamás hubiéramos decidido iniciar.


La palabra crisis en japonés (危機=kiki) está compuesta por los caracteres

危= peligro y 機= oportunidad. Los japoneses siempre intentan buscar formas de buscar algún beneficio ante situaciones dificultosas.


Sin ir muy lejos, lo vemos plasmado en el arte del Kintsugi, práctica japonesa de reparar fracturas de cerámica con resina de oro, que nos dice a todos sin ecepción: a veces los defectos son las más grandes virtudes.

El poeta Rumi decía que “la herida es el lugar por donde entra la luz”.

Y qué hacemos ante la crisis

En los momento de emergencia existencial en lo personal:

  • Nos enfocamos en la crisis como oportunidad o peligro.

  • Oportunidad de elevar el nivel de conciencia personal.

  • Sentido de resiliencia: qué actitud elijo tener frente al cambio de hábitos y rutinas.

  • Si utilizamos la adversidad como oportunidad de cambio podemos crecer y descubrir nuevos escenarios.

Cuando existen estas crisis, pasamos por diferentes etapas por las cuales podemos aprender para trascender o negar y hacer como que nada está sucediendo.


CRISIS: Shock, lo inesperado, la pérdida.

  1. Fase de negación: Negarse a aceptar, ante sí mismo o al entorno, que ha ocurrido la pérdida.

  2. Fase de enojo, indiferencia o ira: Estado de descontento por no poder evitar la pérdida que sucede. Se buscan razones causales y culpabilidad.

  3. Fase de negociación: Negociar consigo mismo o con el entorno, entendiendo los pros y contras de la pérdida. Se intenta buscar una solución a la pérdida a pesar de conocerse la imposibilidad de que suceda.

  4. Fase de dolor emocional: Se experimenta tristeza por la pérdida. Pueden llegar a sucederse episodios depresivos que deberían ceder con el tiempo.

  5. Fase de aceptación: Se asume que la pérdida es inevitable. Supone un cambio de visión de la situación sin la pérdida; siempre teniendo en cuenta que no es lo mismo aceptar que olvidar.

APRENDIZAJE: Reconstrucción, resignificación, transformación, alquimia, fortaleza.


Lucía Inserra nos cuenta que la alquimia es un proceso de trabajo persistente y de cambio constante que lleva a la purificación y refinamiento del cuerpo, de la mente y el alma. El autoconocimiento es la piedra filosofal en la existencia del ser humano y la crisis el motor del cambio, y para ello tenemos al Eneagrama.

Ver video recomendado


El Eneagrama como hoja de ruta

La sabiduría del Eneagrama se basa en antiguas tradiciones filosóficas que recurren a un propósito claro: la reserva verdadera de talentos innatos y de habilidades de cada persona, puestas al servicio de la interacción con los otros.

A través del Eneagrama acompañamos a las personas en sus procesos de cambio, interviniendo en la mediación y conciliación de momentos de tensión interpersonal; creando climas de confianza, empatía y compromiso.


En lo personal, vemos un caparazón que crea cada tipología entorno a su temperamento, por ende, comprendiendolos podemos empezar a vivir las crisis en paz y armonía.

  • Tipología 1: Líder de ejecución, perfeccionista, ético, preciso, organizador, ordenado. CONTROLA

  • Tipología 2: Líder solidario, empático, social, ayudador, altruista. SE ADAPTA

  • Tipología 3: Líder competitivo, concreto, eficiente, estratégico, productivo, maneja la imagen. DESAFíA

  • Tipología 4: Líder creativo, original, innovador, profundo, intuitivo, capacidad para el cambio, pasional. SE TRANSFORMA

  • Tipología 5: Líder Intelectual, analítico, ama el saber, mente analógica, solitario, observador, investigador. ARGUMENTA

  • Tipología 6: Líder de sostenimiento, colaborador, fiel, racional, perseverante, metódico, trabaja en equipo. SE AFERRA

  • Tipología 7: Líder Social; alegre, simpático, entusiasta, conversador, dispuesto. IMPULSA

  • Tipología 8: Líder de Mando, fuerte, intenso, protagonista, disruptivo. PROVOCA

  • Tipología 9: Líder de la Paz, conciliador, comprensivo, dubitativo, sereno, buen amigo. PARA Y ANALIZA



Queremos que te lleves estos recursos por el resto de tu vida de forma profunda, cuidada y profesional. Se ejemplo para una humanidad con mayor plenitud y conciencia para vivir en armonía y paz. Para ello te recomendamos la formación en Eneagrama Sistémico www.uconciencia.org/eneagrama-sistemico



Comentários


bottom of page